Manual de buenas prácticas contra la okupación de viviendas y protocolo de detección temprana

Manual de buenas prácticas contra la okupación de viviendas y protocolo de detección temprana


La okupación de viviendas es un problema cada vez más presente en España. Entre 2013 y 2018 se produjo un incremento superior al 50% en el número de casos, con una media de más de 33 denuncias diarias. Nuestra Región tiene a día de hoy unas 1.100 viviendas okupadas y es un fenómeno que va en aumento. En la Región de Murcia, se produjeron 176 okupaciones entre enero y junio de este año frente a las 147 que se registraron en el mismo periodo de 2019. Esto supone un incremento de casi el 20%, muy por encima de la media española, siendo de hecho la segunda comunidad autónoma en la que más se agravado este problema en el primer semestre de 2020, tan solo por detrás de Galicia.

Por las razones anteriores, y aun teniendo en cuenta que la mayor parte de las actuaciones necesarias para hacer frente a este fenómeno están en manos del Estado, esta Comunidad Autónoma, a través de la Dirección General de Vivienda de la Consejería de Fomento e Infraestructuras, ha elaborado un “Protocolo de Detección Temprana” y un “Manual de Buenas Prácticas” para luchar contra la okupación de viviendas, que considera que pueden ayudar a los propietarios o vecinos afectados por esta práctica delictiva, así como facilitar que determinadas empresas de servicios (cerrajerías, suministradoras de servicios de agua y electricidad, etc.) puedan también prestar su apoyo a la hora de combatir este problema.

Con esta consulta pública se pretende conocer la opinión y recabar aportaciones de la ciudadanía y la sociedad civil sobre los documentos mencionados.

 

Esta consulta permanecerá activa del 20 noviembre al 9 de diciembre de 2020